miércoles, 6 de mayo de 2015

CHICAMA (mi experiencia personal)


Ya expliqué en la anterior entrada cuales erán las condiciones de mar en las que llegué a Chicama: ÉPICAS!!! 
En esta entrada les narro las sensaciones de mi viaje. Es mi experiencia personal en forma de álbum de fotos. Es algo que quiero compartir con ustedes, para además de dar envidia, mostrarles que Chicana es una de las costas de Perú con mayor encanto que visto hasta ahora…

Este foto tomada en el punto de entrada al "point", algo macabro pero bastante seguro, en este caso con mi 5´4" en un bañazo, súper divertida en este tipo de olas, una pena no tener fotos.


Mis naves, 6´ x19,75´´x2,6´´ y 5´4´´x21´´3/4x 2,75´´





Ligero de equipaje


Caminar y caminar, mas vale venir preparado para esto, las piernas se resientes en las caminatas y sobre la tabla...



Un chibolo que era un auténtico portento en acrobacias sin red…



Ya les comenté que los paisajes son alucinantes, al menos a mi me lo pareció…








La comida peruana es buena en todas partes de este país y la costa norte no es una excepción, comí donde me hospedé en el Hotel Delfines de Chicama, sin ser un hotel espectacular, me pareció un lugar muy decente y limpio, con buena comida y un ambiente surfero muy ameno… además las vistas a las olas eran espectaculares, lo aconsejo.



Aqui preparando la tabla para el segundo baño, el viernes por la tarde, el mejor de todos los que me di…


...pero el final de ese baño terminó con antiinflamatorios de caballo por un mal salto desde el bote, por suerte me permitió seguir surfeando.


Mis vecinos de habitación, consiguieron romper dos longboards en un par de días...


El sunset, otro momento estrella…



El pueblo es pequeño y la gente vive de forma muy humilde y me pareció muy pintoresco…











Y para finalizar, el amigo Wilson me tomó estas fotos, no son gran cosa como yo mismo, pero me sirven de recuerdo ;)...








martes, 5 de mayo de 2015

CHICAMA (con la gran crecida)

Llevaba tiempo esperando este momento y por fin llegó. Ayer comprendí porque Chicama es considerada una ola de clase mundial. He tenido una suerte espectacular porque he coincidido con una crecida que aquí llaman "oleaje anómalo" y que ha dejado a Chicama como único point surfeable en la zona ya que el resto de destinos estaban desfasados. Esta crecida del mar a barrido toda Sudamérica de sur a norte como no ocurría desde hacía algunos años según me contaron. 
El viaje comenzó bien con un primer baño que esperaba fuera de "adaptación", pero nada de eso, la ola es fácil, muy fácil y lo único es reconocer las zonas de ola chancha y las zonas de ola rápida, la gran mayoría del trayecto. De hecho mucha gente se afanaba en correr para batir su propio récord de ola mas larga, y hay quienes lo que buscaban era lo contrario, surfear aún a riesgo de no pasar el corte.

Es obvio que Chicama es una ola larga, muy larga y como inconveniente tiene el volver al inicio y mas los días de crecida porque la corriente es fuerte. Es más, hay que remar para mantener la posición, no para avanzar, eso es muy complicado. Lo mas cómodo para volver al pico son los botes, pagando unos 50 soles( aprox. 15€) por la sesión de tres horas. La otra es volver caminando por la orilla 1,5 km. Ninguna surfeada fue tan larga, lo normal es que la ola cierre en algún punto. Durante esta crecida en cuatro olas recorrías la distancia, la corriente también hacía su trabajo.

Les dejo con las fotos (siento que sean demasiadas :)  ...





















Se dieron muchas situaciones de estas...


 Ese era el tramo final de la caminata, ahí ya no sabes debajo de que brazo poner la tabla


 Los botes estaban realmente solicitados...




 Pues sí!!!, Chicama también cierra…



 Una de las cosas que mas impresionaba era ver los enormes barcos de pesca al ritmo de las series que entraban



  Durante el sabado por la tarde algunas series desfasaron rompiendo en medio de la bahía…